:: Atras ::    

Cómo y Cuándo Construir con Varilla Galvanizada



VARILLA GALVANIZADA En la construcción del futuro!!! (Archivo PDF) (531KB)

Introducción: El concreto u hormigón armado es un material de construcción de gran importancia. Puentes, túneles, edificios, casas etc. están hechos con él. Varilla, alambrón, malla y alambre de amarre que se encuentran en su interior son necesarios para darle resistencia frente a los esfuerzos de tracción. Estos elementos -por ser de acero- tienen una tendencia natural a oxidarse y autodestruirse. En condiciones ideales, por su elevada alcalinidad (PH>12), el cemento del concreto les provee de suficiente protección anticorrosiva mediante la formación de una capa fina de óxido estable que frena el proceso. A este fenómeno se le llama pasivación.

Sin embargo, esta protección puede llegar a desaparecer si, por la permeabilidad natural del concreto (presencia de grietas, huecos etc.) humedad y agentes corrosivos disueltos en ella como: cloruros y óxidos de carbono, azufre y nitrógeno, pueden alcanzar la superficie del acero negro. En tal caso el PH se reduce -rompiéndose la pasivación- y el acero inicia un proceso de oxidación y expansión, que en sus etapas iniciales se manifiesta en forma de grietas y manchas de herrumbre saliendo de ellas y, posteriormente, con desprendimientos o desconchados de partes del concreto. A medida que este proceso destructivo avanza, las construcciones van requiriendo reparaciones cada vez más frecuentes y costosas. Por lo cual, la tendencia actual es proteger el acero desde el principio y para ello la galvanización es hoy por hoy la alternativa con mejor relación Costo/Beneficio.

Ambientes agresivos: El riesgo de que una estructura de concreto se dañe rápidamente por corrosión no es igual en todos los ambientes. El problema es mayor: en zonas húmedas que en secas; en marinas que en continentales y en industrializadas que en rurales. Así que es mas necesario acudir a la protección inicial del acero de refuerzo en zonas marinas y/o industrializadas con niveles altos de humedad.

Protección del galvanizado vs. Recubrimientos plásticos: Aunque el acero de refuerzo puede recubrirse mediante pinturas y otros productos plásticos, éstos suelen costar más, no tienen alta adherencia al acero por lo que debilitan la unión acero-cemento, se dañan en maniobras y transporte con facilidad y carecen de protección donde el recubrimiento haya sufrido algún raspón o corte. En contraposición, el galvanizado en caliente es un recubrimiento económico, es mas duro que el propio acero (20% más), tiene adherencia metalúrgica (mayor que la de otros recubrimientos) por lo que no debilita la unión acero-cemento y es capaz de proteger pequeñas zonas desnudas del acero (protección galvánica o catódica). Adicionalmente, la capa de zinc del galvanizado tiende a autopasivarse al reaccionar con el cemento mediante la formación de hidroxicincatos de calcio. Como resultado de lo anterior, una construcción hecha con acero galvanizado es mucho más confiable y tolerante con los errores humanos en la construcción como: mala formulación del concreto, exceso de agua en la mezcla agua/cemento, compactación deficiente, posicionado incorrecto de armaduras, recubrimientos muy delgados, alambres salientes etc.

Cuidados y especificaciones para acero galvanizado: A los cuidados normales que se han de tener construyendo con acero negro, el acero galvanizado obliga a añadir los siguientes:

    A) Con respecto al concreto:
  • Hacer el concreto con cementos de baja alcalinidad, como los puzolánicos, ya que un PH demasiado alto ataca al zinc.
  • Para alcanzar la máxima adherencia y duración posibles es recomendable que el cemento contenga cromatos por lo menos al 0.002%.
  • Respetar escrupulosamente los tiempos de fraguado antes de quitar la cimbra, ya que el proceso de adhesión concreto-acero galvanizado es algo más lento que con el acero negro.
  • Procurar trabajar con baja regulación agua/cemento a fin de reducir la porosidad.
    B) Con respecto a la varilla:
  • Para hacer las armaduras, complementar la varilla galvanizada con alambrón y alambre de amarre galvanizados en línea continua, es decir, galvanizados por el fabricante de dichos materiales, ya que éstos se podrán doblar sin desprendimiento de capa de zinc.
  • O, en caso de no encontrarse, hacer primero todo el armado en acero negro y mandarlo a galvanizar completo, con varilla, alambrón y alambre juntos, después de haber sido doblados, amarrados y cortados.
  • Si se usa varilla previamente galvanizada, hacer los dobleces con amplios radios de curvatura para evitar desprendimiento de la capa en el doblez. Estos radios, según diámetro y tipo de varilla, deben ser:
Diámetro de la Varilla (d)
Diámetros de la curvatura
Varilla R-42
Varilla R-60
Hasta 20mm (<3/4")
6d
6d
De 20mm (3/4") a 25mm (1")
6d
8d
Mas de 25mm (>1")
8d
8d

    C) Con respecto a peladuras y cortes:
    Cuando la capa de zinc del galvanizado se dañe por arrastre, corte o doblez del acero de refuerzo (varilla, malla, alambrón, alambre) limpiar de óxido y suciedad la parte dañada hasta que el acero brille y aplicar sobre el, y también sobre unos 3 cms a su alrededor, una capa gruesa de GALVANIZADO EN FRÍO (compuesto orgánico con 95% de zinc en polvo, como el ZRC). Así el galvanizado en frío repondrá la capa protectora donde se perdió y reforzará la circundante.

    D) Con respecto a soldaduras:
    La varilla galvanizada se puede soldar sin mayor dificultad siguiendo los mismos procedimientos que con el acero negro, aunque ciertamente el soldado provocará la perdida de la capa de zinc, tanto en la zona soldada como en la circunvecina que se haya sobrecalentado. Por ello, terminada la soldadura, es necesario eliminar las escorias residuales y limpiar y hacer brillar el acero de las partes que hayan quedado desnudas, para a continuación aplicar sobre ellas y sobre 3 cms. a su alrededor, una gruesa capa de GALVANIZADO EN FRIÓ, tal y como debe hacerse también sobre cortes y otras partes dañadas que presenten acero expuesto.

Economía en el uso de acero de refuerzo galvanizado: Aunque el acero de refuerzo galvanizado puede exceder en costo al acero negro en 50% o más, su impacto en el costo total de una obra suele ser inferior al 0.5%.

La experiencia adquirida a través de muchos años de utilización e investigación del acero de refuerzo galvanizado en diversos países, ha confirmado plenamente la capacidad del galvanizado para reducir los riesgos de corrosión de las armaduras y, en consecuencia, también del deterioro de las estructuras de concreto. Por ello, si se analizan con cuidado estos riesgos, sus efectos destructivos sobre los inmuebles y lo costoso e inseguro de las reparaciones, se comprobará que en un número elevado de casos y sobretodo en zonas marítimas, es más que rentable y conveniente usar acero de refuerzo galvanizado (varilla, malla, alambrón y alambre de amarre).



Obra: Acuario de Veracruz
Veracruz, Ver.

Obra: Silos Cementera Apasco
Veracruz, Ver.


Inicio | Galvanizadora Nacional | Metalyzinc |
Tectro | Basureros| Tanques para gas| Z.R.C. | Cortec |
Grupo Cobos  . Veracruz, Ver. Mx.  .
Envianos tus Comentarios: Comentarios